Convocatoria de movilidades Erasmus+ 2018/2019 para alumnos

Se convocan 10 Becas Erasmus para alumnos.

Se abre la convocatoria para alumnos interesados en solicitar una beca destinada a la realización de prácticas formativas en un destino europeo dentro del programa Erasmus+ KA 103.





-AYUDAS  CONCEDIDAS: 10  becas para realización de prácticas.

-ALUMNOS INTERESADOS: Alumnos del 2º curso de Ciclo Formativo de Grado Superior.

-CRITERIOS DE ELEGIBILIDAD: Disponibles aquí

-IMPRESOS DE SOLICITUD: Disponible en la Secretaría del centro o descargar aquí.

-ENTREGA DE SOLICITUDES: Entregar en Secretaría o, por las tardes, en Jefatura de Estudios. 

-PLAZO DE PRESENTACIÓN DE SOLICITUDES: Del 15 al 25 de octubre. 

-ENTREVISTAS PERSONALES: 29, 30 y 31 de octubre. Será obligatorio presentar Curriculum Vitae modelo Europass en español y Carta de motivación.

-LISTADO PROVISIONAL: 6 de noviembre.

-PERIODO RECLAMACIÓN: 7 y 8 de noviembre.

-LISTADO DEFINITIVO: 9 de noviembre.
Leer más »

Convocatoria de movilidades Erasmus+ 2018/2019 para personal

Se convocan 4 Becas Erasmus para personal.

Se abre la convocatoria para personal interesado en solicitar una beca para movilidad formativa en un destino europeo dentro del programa Erasmus+ KA 103.





-AYUDAS  CONCEDIDAS: 4 becas para movilidad formativa.

-CRITERIOS DE ELEGIBILIDAD: Disponibles en archivo adjunto (pulsar aquí). 

-IMPRESOS DE SOLICITUD: Disponible en la Secretaría del centro o descargar aquí.

-ENTREGA DE SOLICITUDES: Entregar en la Secretaría del centro. 

-PLAZO DE PRESENTACIÓN DE SOLICITUDES: Del 15 al 25 de octubre. 


-LISTADO PROVISIONAL: 6 de noviembre.

-PERIODO RECLAMACIÓN: 7 y 8 de noviembre.

-LISTADO DEFINITIVO: 9 de noviembre.
Leer más »

Erasmus en Cracovia 2018 por Antonio David García



Hola, me llamo Antonio David García y soy Animador sociocultural y turístico. Este año me informaron a mí y a mis compañeros sobre la posibilidad de realizar las prácticas en  una entidad de otro país europeo. Hubo momentos de tensión por si me habían cogido, por si me quedaba a las puertas, por si no podía debido a otros motivos, etc. Pero al final, pude salir con esta idea adelante y me aventuré a salir fuera de España y vivir esta bella experiencia. Os aseguro que esto me ha cambiado y soy otra persona diferente.

La experiencia Erasmus no es sólo un viaje a otro país europeo para realizar las prácticas, es una oportunidad para conocer otras culturas, otra gente, otras formas de ver las mismas cosas, otra forma de vivir en general. Además que, al volver, siempre te traes un poquito de todo eso contigo y creo que es lo que la hace tan especial. Estoy seguro de que allí he aprendido a trabajar de formas que jamás imaginaría haber hecho aquí en España, totalmente.

Ahora hablemos de cosas más relacionadas con aspectos prácticos del Erasmus y me gustaría empezar por algo que nos preocupa a todos (a mí al menos lo hizo) desde el principio: ¿Cuánto me van a dar de beca? ¿Cubre todos los gastos? Pues bien, la beca va a depender de tu destino, puesto que los países están organizados en tres grupos. Yo fui al grupo 3, donde daban menos dinero puesto que al ser Polonia mi país de destino, considerado con un nivel de vida similar o más bajo que España, recibí una cuantía menor que si me hubiese ido a un país del grupo 1 ó 2. La beca no cubre todos los gastos, es evidente. A mí me ayudó a pagar algunos gastos, como el alojamiento. Pero para los demás gastos tuve que recurrir a la beca del MEC de años anteriores.

El viaje fue una experiencia curiosa y a la vez satisfactoria. Tengo mucho vértigo y era la primera vez que me subía a un avión. Me asaltaron las típicas dudas de si se notan mucho las turbulencias, si me dará vértigo al mirar por la ventana (cosa que hice mal, ponerme en un asiento para poder observar el maravilloso paisaje). Pero al final resultó un viaje de lo más ameno, disfrutando de una película en el móvil y satisfaciendo al pequeño ludópata que todos llevamos dentro con un par de rasca y gana (que en realidad todos sabemos que es rasca y pierde). 

Por otro lado, el alojamiento fue un caos. Es uno de los temas más delicados, en mi opinión. Tienes la opción de conseguirlo antes de ir (lo que supone más trabajo para ti, por la negociación con el casero o casera y la incertidumbre de si realmente es como en las fotos) o de buscarlo una vez allí directamente, pero esto último te llevará más tiempo y tendrás que alojarte en un hostal juvenil o donde puedas mientras tanto. Yo opté por la primera opción y la verdad es que era un piso bastante acogedor, a 10 minutos del centro y del barrio judío. Fue un puntazo, aunque para llegar al centro de trabajo eran más de 40 minutos andando pero, por suerte, tienen una red de tranvías y buses muy bien comunicada y no era más de 15 minutos. Eso sí, es parecido a Albacete en cuanto a precio, pero el modo de uso es diferente.

En lo referente a las prácticas laborales no puedo estar más contento. Fui un día antes para presentarme tanto a mi tutora (que me trató muy, muy bien), como a los compañeros y a los niños de la entidad. Era un manojo de nervios, no sabría cómo reaccionarían, ni qué dirían ni nada. Pero fue todo como la seda. Me enseñaron el centro, preparamos un horario con diversas actividades que consistían mayormente en estar de apoyo con los profesionales de allí (aunque más tarde desarrollaría alguna actividad por mi cuenta) y al día siguiente fui a empezar esa experiencia de tres meses en el centro. 

En cuanto a la experiencia general la valoro muy positivamente, con total seguridad de que es algo que no habría encontrado en España por, como he dicho antes, la forma de trabajar (y pensar) que tienen allí. Sinceramente, repetiría otra vez y todas las que pudiera. Cabe destacar que yo siempre quise una entidad de tipo más cultural como el Teatro Circo pero acabé trabajando con niños y estoy seguro que me habría arrepentido de no haberlo hecho. Así que con esto quiero decir que no os cerréis puertas a nada.
Leer más »

Erasmus en Hamburgo 2018 por Anyela Caballero




Saludos muy muy cariñosos a todos los que me estáis leyendo!!! Mi nombre es Anyela Marcela,  Anyela con Y por favor jaja ;) … Fui una estudiante de Educación Infantil que terminé mis prácticas en el mes de Junio de este año 2018, las realicé en Hamburgo que es una ciudad alemana la cual, desde ya, os incito a que la conozcáis, tiene magia y algo tan especial que si tienes la suerte de toparte con ella quedarás hechizado como me ocurrió a mi. Antes de todo he de decir que nunca nadie había hecho unas prácticas de Educación Infantil de nuestro Instituto en Hamburgo así que a mucha honra y como fundadora aquí va mi pequeña historia:

Yo no emprendí esta gran experiencia sola sino lo hice con la gran compañía de una compañera de clase (fuimos solo dos personitas de toda la clase las que decidimos irnos de Erasmus), esta compañera llamada Jessica Huerta terminó convirtiéndose para mí en algo igual o más de especial que Hamburgo. Comenzamos nuestra aventura unos días antes de que iniciaran nuestras prácticas, cada una de nosotras tenía una escuela diferente. Solo unos pocos se imaginan lo duro de los primeros días y, sobre todo, de aquella primera noche en la que llegas, sin que nadie te reciba ni te esté esperando para guiarte o al menos darte un abrazo, a un Aeropuerto de un destino frío y desconocido; no obstante, llegamos cada una con dos maletas cargadas de muchas ilusiones y esperanzas.

Hablaré de mi escuelita, se llama “Kinderladen Maimouna”, situada en el centro de la ciudad, no era bilingüe,  así que yo viví en carne propia el cambio de idioma, pues aunque allí todo el mundo domina el inglés, mi nivel por desgracia no era ni de lejos el que debía ser para yo poder haberme desenvuelto como Dios manda, aún así disfruté mucho pero muchísimo de mi trabajo y aprendizaje allí, es una hermosa, diferente y pequeña escuela multicultural en la que estuve ayudada por grandes profesionales que me enseñaban día a día. Me convertí en una persona más segura de mí misma, capaz de cosas que antes ni me planteaba, muy observadora pues al no poder comunicarme de forma normalizada agudicé realmente los otros sentidos.

Y os preguntaréis ¿Pero cómo hacías para comunicarte con los niños y las niñas si allí no hablaban español??? Pues efectivamente todavía me lo pregunto yo pero pude hacerlo, aprendes a la fuerza y sobre todo con muchas ganas y honestidad, aprender las cosas sencillas y más cotidianas que te ayudan a comunicarte con los pequeños y creedme que ellos me enseñaron mucho más de lo que os imagináis. Yo llevaba siempre encima una pequeña libretita o un papelito plastificado con anotaciones de frases o palabras en alemán al menos durante las primeras semanas ya que después se te graban en la cabeza pues lo estás aprendiendo de forma vivencial y dándoles un significado más que escrito, así que ya era muy natural para mi decir: GUTEN MORGEN!!!! cada mañana que llegaba a esa escuelita.

Pues pese ese choque inicial en el que me di cuenta de que todo iba ser más difícil de lo que me esperaba no decaí, y sí, puedes decaer pues a mí me pasó pero vas al día siguiente a disfrutar con esos enanos y tus problemas personales quedan atrás, muy atrás… Así que la experiencia a nivel formativo fue más que buena, las cosas malas que pudieron pasar de eso uno ni se acuerda y quedan tan eclipsadas por lo bueno que sólo quedan para aprender de ellas y reírte de muchas otras., a nivel personal como experiencia es enormemente gratificante y enriquecedora, vamos que quiero volver cuando sea el momento oportuno pues creo que Alemania es un país lleno de muchas posibilidades y oportunidades y APRENDER IDIOMAS ES CLAVE Y FUNDAMENTAL.

RECOMENDACIONES:

*Buscad el tema de los alojamientos con anticipación y esmero pues no es nada fácil. Yo recomiendo un hostel para los primeros días y sobre todo buscad en páginas web como Airbnb, también podéis echar mano al Facebook, buscar a gente hispanohablante de ese lugar y poner anuncios etc. Una app recomendable es WG-Gesucht. No lo dejéis para el último momento!!!

*Recomiendo que practiquéis el idioma nativo del país pues en nuestro caso era el alemán y sin tener ni nociones básicas todo se hizo más difícil. Y ya os digo que el curso online al que puedes acceder no motiva ni incita al aprendizaje así que buscad otros métodos: yo recomiendo Duolingo y sobre todo creed en vosotros, perded miedos.

*Elegid vuestro destino Erasmus lo antes posible sin dudas ni miedos para que ya, desde el minuto que éste confirmado, os deis la oportunidad de sacar tiempo así sea de debajo de las piedras para buscar toda la info necesaria.

* Y por último DISFRUTAD!!!! Que por muy difícil que sea jamás te arrepientes de hacerlo =)

Ya para despedirme GRACIAS A TODO EL MUNDO PERO SOBRE TODO A LOS PROFESORES DE MI TAN APRECIADO IES TOMÁS NAVARRO TOMÁS en el que he pasado mis últimos cuatro años formándome como persona y buscando mi camino, gracias mil gracias a vosotros porque sin vosotros no somos nada!!!

OS ECHARÉ DE MENOS pues ahora queda luchar y luchar por buscar lo que realmente quieres para tu vida, esto es hacerse mayores, chicos!!!

HACEDLO!!! CON MIEDO O SIN ÉL PERO HACEDLO!!

 Chao, hasta pronto o como dirían mis amigos los alemanes: BIS BALD!!!! TSCHÜSS!!
Leer más »

Erasmus en Ámsterdam 2018 por Ilona Firtas


Hola, soy Ilona Firtas, estudiante del Ciclo Superior de Integración Social. Para hacer mis prácticas de tres meses decidí aprovechar la oportunidad que me ofrecía el IES Tomás Navarro Tomás e irme al extranjero gracias al programa Erasmus. Elegí irme a Ámsterdam, junto con otras dos compañeras de clase, y descubrí una maravilla de ciudad, en la que todo el conjunto parece un cuadro artístico, armónico, lleno de canales y parques. Al principio uno va con cierta preocupación…, todo es nuevo, la ciudad, las personas, el entorno laboral, el idioma, pero rápidamente te acostumbras hasta el punto de no querer regresar.

Encontrar habitación para alquilar fue todo un reto para mí. Podría decir que fue de lo más complicado durante todo el Erasmus. Tuve que buscar muchísimo en diversas páginas y grupos de Facebook, pero aún así es muy difícil. Finalmente, pude encontrar algo unos pocos días antes de viajar, después de varios meses de búsqueda. El alquiler era realmente caro (500 € al mes, en mi caso)y, además, mi piso estaba bastante lejos del centro donde realicé las prácticas, por lo que tenía que coger dos metros para llegar. Pero en Ámsterdam hasta coger el metro no me resultaba desagradable. En cuanto a las comidas, yo nunca he sido una persona delicada para este tema, pero acostumbrarme a comer a las 12.30 me fue un poco complicado.

Realicé mis prácticas en el Centro Cultural de Hispanohablantes de Ámsterdam. Allí conocí a otros becarios y voluntarios que fueron como una familia para mí durante la estancia en Holanda. Visitamos un montón de sitios juntos y otros muchos los descubrí gracias a ellos. Centrándome en la experiencia laboral, las prácticas como integradora en el Centro me hicieron aprender mucho acerca del colectivo de migrantes, ya que los usuarios con los que traba eran personas que provenían de diferentes lugares de habla hispana. El centro ofrecía clases de inglés, por lo tanto, pude participar en ellas de forma gratuita, lo cual me ayudó mucho para mejorar el idioma. Por lo general, el resto del tiempo nos comunicábamos entre todos en español. Mis tutores de prácticas son unas personas estupendas. Se portaron genial con todos nosotros, siempre nos han ayudado y resuelto todas las dudas que nos surgían en nuestro día a día.

Realmente, estoy muy feliz y orgullosa de haber participado en esta experiencia. Siempre lo recordaré como una de las mejores aventuras de mi vida hasta ahora. La forma en la que percibes el mundo cambia, te vuelves una persona mucho más abierta, comprensiva e independiente. No sé cómo habría sido si me hubiese ido a otro lugar, pero puedo decir que Ámsterdam me conquistó. Al volver a España me alegré mucho de volver a ver a mi familia y amigos, pero pasé un par de días de “depresión post-Erasmus” … porque después de tres meses empiezas a construir una nueva vida con personas nuevas, te acostumbras a ella y de repente, sin darte cuenta el tiempo pasa, tienes que regresar y dejarlo todo. Verdaderamente es grande la nostalgia que se siente esos días. Pero ahora tengo un recuerdo increíble y abiertos nuevos horizontes.

Agradezco muchísimo haber podido disfrutar esta oportunidad, de poder conocer a tantas personas y lugares nuevos. De veras si alguien se encuentra en la situación de poder irse de Erasmus, sin duda, le recomendaría que aprovechase la ocasión, es algo inolvidable.

Leer más »

Erasmus en Londres 2018 por Amalia Rosillo

Hola, me llamo Amalia Rosillo, alumna titulada de Educación Infantil en la modalidad de e-learning, y el pasado mes de enero de 2018 tuve la gran suerte de poder completar mis prácticas laborales en una escuela infantil de Londres llamada “The Spanish Nursery”.

Es una escuela bilingüe donde a los niños se les habla en español para que tengan la oportunidad de aprender nuestro idioma. Allí estuve durante tres meses y no tengo queja alguna de la escuela y mucho menos del equipo.

Desde el primer día me acogieron como una más. Todos y cada uno de los miembros del equipo son españoles (excepto la directora), lo que limita mucho el poder mejorar el inglés, pero también ayuda, sobre todo en los primeros días cuando te estás adaptando. En esta escuela pude aprender y experimentar muchas sensaciones. Los niños son encantadores y de diferentes nacionalidades, lo que enriquece aún más el aprendizaje.

Otro punto importante en relación a la escuela es que todos los días comíamos juntos, era uno de los mejores momentos del día y también se agradece mucho, ya que es un ahorro enorme. Lamentablemente la beca no llega ni para comer un mes por allí, ya que Londres es una ciudad muy cara.

En relación a mi experiencia Erasmus, en general, he de decir que fue maravillosa. Conocí a muchas personas, las cuales se convirtieron en buenos amigos. Tuve la oportunidad de hacer muchos planes como rutas turísticas, salir a comer o a cenar, salir de fiesta, a dar una vuelta, viajar a otra ciudad, etc…

Lo peor es la despedida, porque sabes que ya no los volverás a ver a todos juntos, ni en el mismo contexto. Sin duda, una de las mejores experiencias de mi vida.
Leer más »

Erasmus en Hamburgo 2018 por Jessica Huerta


Hola, mi nombre es Jessica Huerta y he estado realizando mis prácticas Erasmus en Hamburgo, la segunda ciudad de Alemania. Ha sido una experiencia realmente gratificante, tanto personal como profesionalmente, de la que he aprendido muchísimo y que volvería a repetir. Con esto, no quiero decir que no haya habido dificultades porque, si sales de tu país, sabes que te enfrentas a obstáculos de todo tipo.

Por un lado, está la dificultad del alojamiento, ya que actualmente en Hamburgo existe una burbuja inmobiliaria y es casi imposible encontrar un alojamiento a un buen precio durante tres meses. En cuanto a la comida, he tenido la suerte de que en la Escuela Infantil, donde he realizado mis prácticas, las educadoras comían el mismo menú que los niños, por lo tanto no he tenido que hacer frente a ese gasto, salvo en cenas y fines de semana. En cuanto al dinero de la beca, en mi opinión no es suficiente puesto que los alquileres son bastante elevados y no ha cubierto ni siquiera el alojamiento durante mi estancia. Hamburgo es una ciudad cara y no todo el mundo puede asumir tantos gastos.

En mi Escuela Infantil o Kindergarten "La Cometa" he podido sentirme como una más. Todo el personal me ha apoyado desde el minuto uno y me han asignando las mismas funciones que cualquier educador dentro de la Escuela Infantil. Sin duda, gracias a esta ayuda y esta confianza, he podido crecer profesionalmente y aprender de auténticas profesionales, las cuales han ido dándome consejos pero siempre manteniendo mi forma y mi manera de enseñar.

En mi Escuela Infantil se habla español, por lo que he podido adaptarme con mayor facilidad. El idioma que he utilizado durante estos tres meses ha sido el inglés y creo que he avanzado bastante en cuanto a fluidez y vocabulario. A pesar de ello, me gustaría seguir aprendiendo y perfeccionando tanto el inglés como el alemán porque creo que me podrá resultar necesario en mi día a día. Durante mi estancia en Hamburgo, he podido viajar a Polonia, un país por el que sentía bastante curiosidad y, debido a la cercanía y al cambio de moneda, la verdad es que nos salió bastante económica esta visita.

Mi propósito inicial era hacer las prácticas Erasmus como una experiencia que iba a durar tres meses y, sin embargo, me he quedado tan maravillada con la ciudad que no he dudado en aceptar un puesto de trabajo por un año que me han ofrecido en la misma Escuela Infantil donde he realizado las prácticas. Una oportunidad que no voy a rechazar porque me he adaptado bastante bien y sobre todo porque me ha encantado vivir allí. Así que ahora me espera un año lleno de nuevas aventuras y de objetivos por alcanzar.

Jessica Huerta Lorca
Leer más »

Erasmus en Ámsterdam 2018 por Ana Paterna



Hola a todos. Me llamo Ana Paterna, alumna de Integración Social, y os voy a contar mi experiencia de Erasmus +. Al principio, no tenía nada claro el país de destino en el que iba a realizar mis prácticas ya que contaba con varias opciones, pero al final me decidí por Holanda a tan sólo dos días de irme. Y debo decir que fue la mejor decisión que pude haber tomado.

Pues llegó el día 22 de Marzo y, sin apenas darme cuenta, el avión destino Ámsterdam estaba aterrizando. Las primeras semanas fueron duras, dicen que todos los comienzos son siempre difíciles y llevan toda la razón. Uno de los problemas con los que me tropecé antes de llegar, fue encontrar vivienda y…. los primeros días, en un país desconocido, sin vivienda, te ves un poco agobiada. Las principales fuentes para buscar piso en las que me centré para encontrar algo fiable fueron redes sociales (Facebook) y páginas holandesas (Kamernet). Tras varios días buscando sin cesar, por fin encontramos una vivienda junto a mis compañeras y, a partir de ese momento, todo fue sobre ruedas.

Mi entidad de acogida es Casa Migrante. Desde sus comienzos, es una “Casa abierta para hispanohablantes”  en la cual se aboga por la mejor integración del migrante en la sociedad holandesa y viceversa. Ofrecen todo tipo de servicios (jurídico, social, pastoral, psicológico, acompañamiento a ancianos y enfermos…) acordes con la necesidad de los hispanohablantes. También ofrecen actividades lúdicas y los usuarios pueden  pasar el día en una sala de ocio donde  pueden tomar té, café, tener acceso a Internet, trabajar habilidades sociales, etc.

Casa Migrante también cuenta con dos proyectos en marcha destinados a las mujeres. Uno de ellos es Minerva, que tiene como mensaje transmitir y hacer sentir a mujeres migrantes que son protagonistas de sus propias vidas. Lo hacen a través de talleres, mediante un espacio abierto en el que ellas pueden desahogarse y manifestar sus necesidades. Estos talleres van desde prevención del cáncer de mama, hasta conciliar la vida como madres solteras, etc. El otro proyecto es MEP, en el que trabajan con mujeres migrantes en prostitución. Su objetivo pretende transmitirles que tienen las puertas abiertas de Casa Migrante para cualquier tipo de necesidad que les pueda surgir.

Ámsterdam es una ciudad preciosa, te haces con ella rápidamente y es muy sencillo moverse por aquí. El transporte público está bien organizado y comunica muy bien todas las partes de la ciudad y alrededores. Algo recomendable, si sabes montar en bici, sería la opción de  alquilarte una y siempre tendrás preferencia para moverte hacia todos lados. En cuanto al idioma es necesario, al menos, tener nivel básico de inglés para manejarte por la ciudad y llevar una vida cotidiana. Si bien, en nuestro caso, al tratarse de una asociación hispanohablante, no nos hacía falta hablar otro idioma durante las prácticas, el resto del tiempo resultaba imprescindible el uso del inglés para poder entenderte fuera de nuestra institución.

Los aspectos positivos que más destacaría de mis prácticas son los siguientes. He tenido la oportunidad de conocer la realidad del colectivo, lo que era una gran incógnita para mí. Me llevo el placer de haber conocido a grandes profesionales, los cuales aman su trabajo y son personas que han cubierto totalmente mis expectativas. Son referentes y ejemplos a seguir tanto personal como profesionalmente. Desde el día que llegué a Casa Migrante, me abrieron sus puertas y me consideraron una más de su familia. Me llevo una experiencia realmente bonita e inolvidable que, sin duda, me ha cambiado la vida positivamente en todos los aspectos. Una experiencia en la que he cumplido los objetivos que tenía desde un principio, como por ejemplo, crecer social y personalmente y en la que estoy encantada de haber podido conocer a todas y cada una de las personas que forman Casa Migrante.
Leer más »

Erasmus en Ámsterdam 2018 por Celia Valero

Hola, me llamo Celia Valero García y soy estudiante de Integración Social, este año he participado en una movilidad de Erasmus en Ámsterdam, realizando mis prácticas en Casa Migrante; y ahora voy a hablar sobre una serie de temas o cuestiones que es importante saber si estás interesado en realizar un Erasmus.

El tema de la vivienda aquí en Holanda es muy complicado y carísimo, yo encontré mi piso definitivo a través de Facebook cuando ya llevaba dos semanas en Ámsterdam y lo conseguí por 500 euros al mes (sí, es demasiado caro). Con el tema de la comida no he tenido muchos problemas porque hacíamos casi todas las comidas en Casa Migrante. La beca Erasmus ha consistido en unos 1.050 euros, que no han cubierto ni el 10% de los gastos (hablo en el caso de Holanda), tan sólo ha servido como un apoyo para comenzar pero es insuficiente si quieres contar sólo con la beca.


En Casa Migrante me he sentido muy acogida y como en familia. Hemos participado en gran cantidad de actividades, pero destacaría el Proyecto Minerva, destinado íntegramente a mujeres hispanohablantes. Profesionalmente, me he podido desarrollar mucho y poner en práctica todo lo aprendido estos dos años, conocer a muchísimos profesionales que adoran su trabajo y que han sido un gran ejemplo para mí.

La lengua de trabajo en Casa Migrante es el español, pero aunque en la institución no hablemos inglés, he mejorado muchísimo en este idioma porque a cualquier sitio que iba (restaurante, supermercado, tienda…) necesitaba el inglés, por lo que he tenido que practicar  muchísimo.

En esta experiencia he podido conocer a muchísima gente, gente que no me esperaba conocer, de la que tengo un gran recuerdo y, sin duda, de todas las personas que he conocido me he llevado algo que aprender. Este Erasmus me ha reafirmado en que quiero seguir estudiando y seguir formándome en lo social. Sin dudarlo, ha sido la experiencia de mi vida,  ¡NO PERDÁIS LA OPORTUNIDAD!
Leer más »